Menú Cerrar

Especificaciones Técnicas para Puertas Cortafuego

Especificación Técnica Puerta Cortafuego

Especificación técnica para puertas cortafuego, una consulta recurrente de usuarios y especificadores.

Materiales:
Puerta cortafuego metálica tipo Tecnifire de un / dos hojas, construida a partir de doble lámina de acero calibre 18, en formato de bandeja y tapa, con pestaña de apoyo en marco para cierre de doble contacto. Relleno interior en lana mineral de alta densidad en formato rígido. Burlete intumescente perimetral.

Marco construido en chapa de acero calibre 18 con plegado para recepción de hoja. Grampas de amure soldadas en parte posterior del marco.  Bisagras soldadas a hoja y marco.  

La puerta cortafuego metálica deberá ser diseñada para cumplir con los estándares de resistencia al fuego y seguridad, con una clasificación mínima de resistencia al fuego de 60 minutos. Deberá contar con ensayo de resistencia al fuego realizado por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial).

 

Accesorios:

Barral antipánico interior con acceso exterior.

Cierrapuerta hidráulico brazo V.

Retención electromagnética para puerta normalmente abierta.

Mirilla vidriada cortafuego 300x400mm en vidrio multilaminado.

Manija tipo balancín con cerradura de seguridad.

 

Recomendaciones:

Escoger siempre puertas producidas con chapas de 1,2mm como mínimo, para garantizar su durabilidad en el tiempo. La resistencia de la chapa será fundamental para evitar deformaciones o movimientos de material aislante que impidan el correcto funcionamiento de la puerta en caso de incendio.

Solicitar el uso de burletes intumescentes, aún cuando no hayan estado ensayados con la puerta. Esto garantiza el bloqueo de humos que pueden afectar la evacuación y causar serios daños a las personas que se encuentren dentro del recinto protegido.

Seleccionar puertas que utilicen aislantes interiores flexibles. Este tipo de sistema de aislamiento resulta más eficiente con el paso del tiempo, permitiendo mayor vida útil de la puerta frente a aislantes a granel o rígidos (ej. placas de cartón yeso). Los aislantes tipo placa, producen además un desgaste mayor de los sistemas de bisagras, dispositivos de apertura y cierres hidráulicos, por ser más pesados. Existe además riesgo de rotura y desacople de las placas en caso de impactos sobre la hoja, lo que provoca la ineficiencia del pack aislante y puede posibilitar el paso de temperatura y gases calientes.