Menú Cerrar

¿Qué tipo de herrajes utiliza una puerta cortafuego?

Puertas Cortafuego Tecnifire

Una puerta cortafuego es un elemento crucial en la prevención y contención de incendios en edificios, y su diseño debe cumplir con rigurosas normativas de seguridad para garantizar su eficacia en caso de emergencia. Por lo tanto, los herrajes utilizados en las puertas cortafuego deben ser igualmente robustos y resistentes al fuego para garantizar su integridad y funcionalidad durante un incendio.

Uno de los componentes clave en una puerta cortafuego son las bisagras, que permiten que la puerta se abra y cierre correctamente. Las bisagras de una puerta cortafuego deben ser capaces de soportar el peso de la puerta y mantenerla en su lugar durante un incendio, lo que significa que deben estar hechas de materiales resistentes al fuego, como acero inoxidable o aleaciones de aluminio.

Otro componente importante son los cierres o pestillos que mantienen la puerta cerrada cuando no está siendo utilizada. Estos cierres deben ser lo suficientemente fuertes como para resistir la presión y el calor durante un incendio, y deben estar diseñados de tal manera que se desbloqueen fácilmente en caso de emergencia. Además, estos cierres deben ser compatibles con los sistemas de alarma y de extinción de incendios para asegurar que la puerta se cierre automáticamente en caso de emergencia.

Los pomos y manillas son otros componentes cruciales en las puertas cortafuego, y deben ser diseñados de manera que sean fáciles de agarrar y abrir incluso en situaciones de alta tensión y estrés. También deben estar hechos de materiales resistentes al fuego y ser capaces de soportar la presión y el calor durante un incendio.

Por último, los sellos de la puerta son otro componente crucial en las puertas cortafuego. Estos sellos se colocan en el marco de la puerta y en la propia puerta para evitar que el humo y el fuego se propaguen a través de las grietas y las ranuras. Estos sellos pueden estar hechos de una variedad de materiales, como silicona, grafito o intumescente, y deben ser capaces de resistir altas temperaturas y presiones.

En resumen, las puertas cortafuego requieren herrajes robustos y resistentes al fuego que cumplan con las normativas de seguridad aplicables. Bisagras, cierres, pomos, manillas y sellos son algunos de los componentes clave que deben ser cuidadosamente diseñados y seleccionados para garantizar que la puerta cortafuego funcione correctamente durante un incendio.